Parque temático de la Cruz en Santa Ana, Misiones

A solo 50 Km de la ciudad de Posadas, la capital de la provincia de Misiones, se encuentra el Parque Temático de la Cruz, en la localidad de Santa Ana.

 

Está ubicado dentro de la selva paranaense y cuenta con 57 hectáreas. Dentro de ellas, en el sector más alto, se alza la famosa e imponente Cruz de Santa Ana, puesta ahí estratégicamente para conseguir una vista panorámica. Con un total de 84 Mts de alto, la Cruz de Santa Ana es el monumento más alto de Argentina. La Cruz rinde tributo a la conquista española y la evangelización jesuítica en la zona. Hoy en día es posible visitar sus alrededores y ver las ruinas de lo que significó esta conquista para la provincia de Misiones, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


La Ruta Jesuítica, reducciones fundadas por la Compañía de Jesús está conformada por las siguentes y principales Ruinas:

Ruinas de Santa Maria la Mayor, ubicadas a solo 120 Km. de Posadas, Departamento de San Javier. Estas Ruinas fueron trasladadas en varias ocasiones hasta llegar, a finales del siglo XVII, a su ubicación actual. En el año 1817 sufrió diferentes ataques, saqueos e incendios por parte de las invasiones portuguesas y hoy en día solo se conservan los restos que quedaron en pie.

Las Ruinas de Nuestra Señora de Loreto están ubicadas sobre la ribera del Río Paraná a 50 Km de la capital de la provincia, Posadas, en la localidad de Loreto. Fue una de las más importantes debido a su producción de lienzos, yerba mate y por haber sido la primera de su época en contar con imprenta, llevando a cabo una gran producción de libros en guarani.

Las Ruinas de San Ignacio Miní son las más conocidas y las mejores conservadas gracias al proceso de restauración y mantenimiento que se lleva a cabo para hacer posible su visita.
De sus ruinas destacan la iglesia, el colegio, el cementerio, la plaza central, la casa del padre jesuita, algunas viviendas y la capilla.
Se encuentran en la localidad de San Ignacio, a 60 km. de Posadas, y se las denominó así para distinguirlas de las ya existentes Ruinas de San Ignacio Guazú.

Las Ruinas de Santa Ana son las más cercanas a la capital, a solo 40 km de la misma, en la localidad de Santa Ana. Inicialmente, fue fundada en territorio brasilero pero debido a la expulsión de los guaraníes, debió trasladarse en 1660 a el sitio donde se encuentra emplazada actualmente.

Con el paso de los años y el crecimiento constante de la selva se fueron cubriendo algunos sectores de sus ruinas, pero hoy en día es todavía posible observar la iglesia, las viviendas, los talleres y el cementerio, como así también indicios de su producción como los solares, aguadas, el huerto y un notable sistema de riego escalonado.


LA CRUZ

El edificio principal de la Cruz es de hormigón y cuenta con dos ascensores, uno interno y otro externo, los cuales permiten acceder a los diferentes sectores y a su mirador, ubicado a 82 metros sobre el cerro. Este punto es conocido como “el ojo de la selva” ya que desde allí es posible observar una gran parte de la selva misionera, las aves que habitan en ella, el Río Paraná, la ciudad de Posadas y hasta Paraguay.

El objetivo de su altura y forma es que pueda proporcionar una vista única por encima de la selva, consiguiendo una visión panorámica desde cualquier sector de la Cruz por la que se mire. Posee a su vez rampas y escaleras con acceso a los diferentes miradores y terrazas para facilitar la vista desde cada uno de ellos.

Los brazos de la Cruz miden 29 mts de largo y toda su estructura fue construida con perfiles metalizados galvanizados en caliente para adaptar su forma con las características de una cruz latina. Los sábados por la noche es iluminada alternando diversos colores y se ofrecen visitas guiadas que permiten descubrir las maravillas de los sonidos y aromas de la selva. Sin la luz del sol y desde lo más alto, la vista es totalmente diferente a la que se tiene durante el día, pudiendo observar las luces de las ciudades más cercanas.

En el edificio principal se llevan a cabo actividades y jornadas de todo tipo; cuenta con un sector gastronómico, una galería utilizada para exposiciones, sanitarios y el Teatro de la Selva, que dispone de tecnología de última generación en iluminación y acústica, y donde se llevan a cabo importantes eventos culturales.

EL PARQUE

Antes de ingresar al Parque, se puede ver el sector de estacionamiento, el área de recepción y el edificio donde los visitantes obtienen la información necesaria para realizar el recorrido, de manera que toda persona que lo visite pueda disfrutar al máximo de cada atractivo.

Para ingresar se debe abonar una entrada y su precio varía según el país de residencia. En el caso de los jubilados, adquieren descuento presentando la acreditación.

El parque abre sus puertas todos los días. Además, los sábados ofrece un horario extendido permitiendo las visitas nocturnas, siendo también el día en que la cruz se enciende cambiando de colores.En sus instalaciones se encuentran un maxi kiosco, sanitarios, una tienda de regalos donde comprar algún souvenir y un grupo de informantes para la ayuda de los visitantes.

En cuanto a la gastronomía, el Parque tiene un Restó donde se puede desayunar, almorzar y tomar la merienda. Los sábados suman la cena, para quienes permanecen hasta la noche en la visita nocturna.

SENDEROS DE LA SELVA

Una vez que se obtienen las indicaciones necesarias, se puede elegir entre dos opciones.
La primera es recorrer a pie los senderos observando cada curiosidad, sonido y aroma de la naturaleza. Entre arroyos, el monte natural, los saltos de agua y dos miradores,se puede apreciar el paisaje de la selva misionera desde una perspectiva única.
La otra alternativa es ascender a un sector superior donde se encuentran los edificios principales y utilizar los medios de transporte que ofrece el Parque.

En el caso de elegir el circuito natural, también existen dos opciones para recorrer sus 600 metros. Una de ellas es a modo interpretativo, con la posibilidad de identificar las diversas especies de la flora y fauna que habitan en el Parque, entre ellos coatíes, diferentes tipos de aves y hasta el oso mielero. La otra opción es a modo religioso, que comprende 7 estaciones a través de las cuales se lleva a cabo la oración del peregrino y se toma un momento para la reflexión.

En lo que respecta a la flora, algunas de las especies mas conocidas son el Lapacho, que en primavera viste de fuscia y amarillo el Parque, cambiando completamente los colores de la Selva que se ven desde La Cruz. En esta época también es posible admirar los tonos que aportan las maravillosas orquídeas, claveles, bromelias, caraguatas y estrellas federales que además de pintar el paisaje, atraen a los pequeños picaflores y mariposas.

Otras especies son el Guayubira, lugar que eligen los tucanes y carpinteros para formar sus nidos. La Palmera Pindó, que produce los frutos dulces favoritos de todas las ardillas y monos de la Selva. El Yacaratiá, que con sus frutas llamativas, amarillas y carnosas, alimenta a las aves y mamíferos, y el Guembe, cuyo fruto es el preferido de los loros.

El parque posee una capilla donde se realizan actividades culturales y religiosas de una manera especial, en contacto con la naturaleza y con una magnífica vista. También cuenta con un Anfiteatro Natural Griego, donde suelen realizarse diversos eventos culturales y religiosos rodeados de vegetación.

Otro de los sitios que se puede visitar en el Parque es el Mariposario. En él se demuestra, a través de diferentes métodos, el ciclo de vida completo de las mariposas. Además, pueden observarse diversas especies que varían en tamaño y colores.
Para hacer posible la reproducción de algunas especies, se utiliza un ecosistema especial que cuenta con las mejores condiciones. El sitio también posee un laboratorio donde se llevan a cabo investigaciones sobre la vida en la selva. Otro de los atractivos del Parque es el Orquideario, un sector exclusivo para el conocimiento de la orquídea, que es una especia autóctona de la zona.

Este bellísimo Parque en medio de la Selva Misionera, así como otros sitios de atracción turística, natural y religiosa, podés conocerlos tomando algunas de las opciones que ofrecemos viajando a Posadas o Puerto Iguazú. No dudes en consultar nuestros programas especiales para conocer la sorprendente provincia de Misiones.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más info útil

  • Salto Encantado
    Aunque la provincia de Misiones es famosa por sus saltos, la gran mayoría suele conocer únicamente aquellos que se encuentran dentro del área del Parque Nacional Iguazú. Pero dentro de…
    Leer más...
  • Guira Oga
    Si te apasiona la naturaleza, ¡Güirá Oga en Puerto Iguazú es perfecto para vos!
    Leer más...
  • Minas de Wanda
    El suelo de Misiones es muy característico y conocido tanto por sus propiedades como por su color. El basalto de esta localidad tiene el 93 por ciento de óxido de…
    Leer más...
  • Coati
    Cuando viajamos a Iguazú, casi sin darnos cuenta, nos encontramos envueltos en la selva. Toda la flora y fauna nos rodean desde el momento en que llegamos, presente en cada…
    Leer más...